lunes, 26 de septiembre de 2011

La maestro más malo del mundo.

Tuve el maestro más malo del mundo. Esa fue mi desgracia! Imagínate, rara vez faltaba. Rara vez se enfermaba, al menos eso yo creía, pero ahora pienso que se sacrifica su salud en su afán de torturarnos.


El problema con el era que te obligaba a pensar y esto era una tortura. Porque no podía ser mas buena y darte la contestación como otros para que no tuvieras que ejercitar tu malgastado cerebro?


No podías mencionar la palabra "no puedo" ni difícil delante de el porque le daba una lavada de cerebro y te lo eliminaba de la mente. Todo con el fin de que hiciéramos lo que el pedía. Encima de todo terminabas dándole la razón! 


La mente incansable de el siempre estaba en la búsqueda de nuevas torturas. Su tiempo libre creo que lo dedicaba a maquinar proyectos especiales que solo su mente producían. Lo que disfrutaba explicando sus proyectos en clase! Claro, nosotros eramos las victimas. 


No conforme con todo esto iba mas allá de su deber.  Se salia a los pasillos a buscar los estudiantes para meterlos en el salón. No te regalaba una triste nota tenias que sudarla. 


Olvidaba decir que tenia una memoria parecida a la de una computadora. Cuando tu decías - ahora se equivoco - no pasaba. Era prácticamente imposible, o pocas veces pasaba y resultabas ser tu el equivocado. Siempre me preguntaba - Como lo hacia? Parece que tenia un radar que detectaba los errores inmediatamente. 


Gracias a este maestro tan malo, aprendí disciplina, a no rendirme, a que todos tenemos un potencial y somos valiosos, porque tenia fe que podía sacar lo mejor de cada uno de nosotros. 




Por:   D.Sanchez. MCS

2 comentarios:

  1. me encantó esta descripción del maestro "malo". Debería ser nuestra meta como maestros ser tan malo como el que éste estudiante describe.

    ResponderEliminar